Certificación en Buenas Prácticas de Manufactura

Entre los servicios que brinda la CAPEIPI consta la facilitación y acompañamiento para que las empresas socias del sector Alimenticio y Químico, atraviesen con éxito el proceso para la obtención de la Certificación, cuyos costos de implementación en el mercado son elevados. A través de la Cámara, los socios acceden a este servicio con una inversión económica más conveniente.

Las Buenas Prácticas de Manufactura son un conjunto de principios y recomendaciones técnicas que se aplican para la manipulación, elaboración, almacenamiento y distribución de alimentos o productos químicos. Tras la emisión de la Resolución ARCSA- DE-067-2015, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) realiza constantes visitas a las empresas que trabajan con alimentos o en el ámbito químico –farmacéutico, para verificar que cumplan con la normativa.

Con las BPM las empresas incrementan en Valor Agregado en sus productos; por ejemplo, en el caso del procesamiento de alimentos, avalan que el producto tenga la composición, calidad y pureza necesaria para satisfacer al consumidor.


La higiene personal, la limpieza y sanitización de instalaciones y equipos son algunos de los factores que determinan las BPM’s. Las empresas de Pichincha que han alcanzado la respectiva certificación con el respaldo de la CAPEIPI,  no solo garantizan la calidad e inocuidad de sus productos; también se abren a mercados exigentes y, a su vez, promueven la eficiencia en cada línea de producción.

La Certificación se abre de acuerdo a un cronograma específico; la convocatoria a los socios del Sector Alimenticio y Químico, se hace de manera oportuna para que participen en el proceso.